Por todos es sabido que en tiempos de crisis hay que agudizar el ingenio. Con el paro por las nubes hay que aplicar la creatividad hasta a la búsqueda de trabajo. Diferenciarse o morir, podría decirse. Durante los últimos meses son varios los ejemplos que hemos visto de personas que, no contentos con los procedimientos habituales para encontrar trabajo, han innovado, generando una gran expectación y lo más importante, llamando la atención de algunas empresas que han sabido valorar su creatividad y contratarlas.

Os dejamos dos ejemplos de hasta dónde puede llegar la imaginación de una persona para buscar empleo:

 

  • La Teoría de los Seis Grados de Separación:

 

Michiel Das, un belga residente en Barcelona se cansó de buscar trabajo en el mundo del marketing de manera convencional, así que decidió utilizar la famosa Teoría de los Seis Grados de Separación (que dice que cualquier persona del planeta está conectada con cualquier otra a través de una cadena de conocidos de no más de seis eslabones) en su propio beneficio. Su plan comenzó el 13 de junio de 2012, a las 16.35, y consistió en entregar una tarjeta de visita a tres contactos suyos, que a su vez deberían entregarlas a otros tres amigos suyos, y así hasta llegar a las manos de alguien que esté buscando a alguien especializado en marketing que, con los datos de la tarjeta, podría ponerse en contacto con Das y ofrecerle un empleo. Resultado: las tarjetas han pasado por las manos de 16 personas diferentes y han viajado 1.412 kilómetros por toda España. Michiel recibió 11 ofertas de trabajo y actualmente ya está trabajando.

Las Redes Sociales también tuvieron su papel, ya que se creó una web con fotos de los participantes y un mapa que permitía conocer el viaje de cada tarjeta. Más de 357 personas escribieron sobre #elviajedemitarjeta en Twitter y más de 600 retuitearon actualizaciones del blog. Además, el mapa ha recibido más de 2.700 visitas únicas, la página en Facebook tiene más de 700 fans y la web ha recibido un promedio de 1.042 visitas mensuales y un total de 6.254 visitas únicas.

 

  • “Rescata un español”

 

Pablo, un gallego recién licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas creó “Rescata un español”. Tras este original título, una simple premisa, se ponía un límite de un mes para encontrar trabajo en España: “Si no me contratan antes de 30 días, palabra que emigro”. Aunque contaba con miles de visitas en las Redes sociales, no fue hasta el último día de su plazo cuando surgió efecto su campaña y consiguió por fin un anhelado puesto de trabajo, fue contratado por la agencia de comunicación Globally de Barcelona.

 

En definitiva, a pesar de la galopante crisis en la que estamos sumidos, con tasas de paro cada vez mayores, aun hay esperanza de encontrar trabajo. La creatividad es la clave y más ahora, la diferencia es sinónimo de ventaja. Así que si estás desempleado ya sabes, ¡empieza a agudizar tu ingenio para que tu futuro contratante sepa lo que vales!